Cargando... (0%)

Los libros de texto digitales mejoran el resultado académico

12 julio 2011

Un estudio realizado por la Universidad Autonóma de Barcelona y la Universidad Ramon Llull ha demostrado que los alumnos y las alumnas que utilizan contenidos digitales y ordenadores obtienen mejores resultados que aquellos que siguen un proceso de aprendizaje con el método tradicional.

La investigación ‘¿Podemos mejorar con las TIC los resultados académicos?’ ha consistido en elaborar y poner en práctica una propuesta de trabajo con el objetivo de comprobar si la realización sistemática de determinadas actividades de aprendizaje con soporte TIC y con una formación adecuada del profesorado contribuye a mejorar los resultados en ortografía catalana.

Los datos no dejan lugar a dudas. Los y las estudiantes que han utilizado las nuevas tecnologías han conseguido una mejora en ortografía del 20,5% de media, llegando en algunos casos al 50%, mientras que los que han seguido el proceso tradicional sólo han logrado una mejora de 3,9%.

Los autores de la investigación, Pere Marquès, profesor de Tecnología Educativa de la Universidad Autónoma de Barcelona, y Miquel Àngel Prats, profesor de Tecnologías Educativas de la Universidad Ramon Llull y director del CETEI, destacan, además, que el uso del soporte digital agiliza la tarea del profesorado, lo que le permite destinar menos horas a preparar las clases. Sin embargo, el alumnado que ha trabajado con contenidos digitales ha dedicado más tiempo a realizar ejercicios en casa que los y las estudiantes que no han utilizado el soporte digital. Prats y Marquès lo atribuyen al hecho de que disponer de ejercicios autocorregibles que permiten conocer el resultado al momento estimula a trabajar más en casa.

El estudio, para el que se han utilizado los libros de Digital-Text, pone especial atención en que tan importante como disponer de la tecnología necesaria, es trazar una metodología que permita sacar el máximo provecho a los libros digitales y obtener los resultados deseados.

La investigación forma parte de un gran estudio sobre el impacto del uso de las nuevas tecnologías en los resultados académicos que se prolongará durante varios años.