Cargando... (0%)

Ejemplo práctico para aplicar la metodología Flipped classroom sin morir en el intento

03 Julio 2015

Flipped classroom, flipear la clase… parece que estas son las palabras de moda entre los profesores innovadores. En Twitter no se habla de otra cosa, se organizan congresos, se cuelgan entradas en blogs y se dedican webs a difundir esta metodología.

 Te has informado y te parece una manera excelente de motivar a los alumnos implicándolos en su proceso de aprendizaje. Te gustaría probar y ver si funciona con tu grupo. Estás convencido: ¡démosle la vuelta a la clase! ¡Qué los alumnos sean protagonistas! Pero, ¿cómo?

A menudo nos encontramos ante innovaciones que prometen grandes resultados, propuestas atractivas para hacer las cosas de una manera diferente y conseguir alumnos activos y motivados; muchas de ellas nos deslumbran, nos convencen y queremos aplicarlas, pero cuando buscamos ejemplos concretos en los que inspirarnos y que nos permitan acabar de entender cómo funciona esa metodología brillan por su ausencia. Los materiales bien secuenciados, con propuestas de actividades, contenidos teóricos y recursos digitales que nos ayuden a desarrollar un contenido curricular de manera completa escasean.

Con este post inauguramos una serie de entradas en las que os presentaremos diferentes ejemplos de uso de la metodología Flipped aplicada a diferentes niveles y materias, para ayudaros a flippear vuestra clase sin morir en el intento. Hoy os ofrecemos un ejemplo muy inspirador de uso de la metodología Flipped Classroom aplicada a la asignatura de Historia en Secundaria.

Flippeando la Edad Moderna con Digital-Text

El equipo de The Flipped classroom, coordinado por Raúl Santiago (@santiagoraul) y Javier Tourón (@jtoufi), ha preparado una secuencia didáctica en la que se muestran las potencialidades del uso del libro digital en el aprendizaje de la Historia cuando se aplican al modelo Flipped Classroom.

Usando los materiales digitales Tangram se trabaja la Edad Moderna, contenido curricular de 3º de ESO. Con unos objetivos didácticos bien definidos, una actividad inicial motivadora que moviliza los conocimientos previos del alumnado sobre la materia, trabajando en casa con un vídeo enriquecido con preguntas mediante la herramienta EDpuzzle, leyendo los contenidos teóricos que ofrece el libro, creando un mapa conceptual con Popplet que sintetice lo trabajado, realizando actividades creativas (como la creación de anuncio) que favorecen el trabajo en grupo y la creación de producciones propias por parte de los alumnos, y finalizando la secuencia con una actividad de cierre en la que se evalúan los conocimientos sobre la Edad Moderna que han adquirido. Para probarlo solo tenéis que registraros gratuitamente en EDpuzzle, los materiales digitales Tangram de Digital-Text los encontraréis aquí. Además, si quieres enriquecer la secuencia con materiales y recursos propios es perfectamente compatible.

Si quieres conocer más experiencias y recursos para dar la vuelta a tu clase, en la web de The Flipped classroom encontrarás un montón. ¿Te animas a flippear tu clase?